Hoy en día muchas personas confunden el término coach. Queremos que tengas clara la terminología, así como los distintos tipos de coaching que existen en función de tus necesidades y requerimientos.

Si no sabes distinguir los distintos tipos de coaching este es tu post. ¡Coge papel y boli porque enseguida te lo cuento todo!

 

¿Qué es el coaching?

 

El Coaching es una técnica que busca hacerte más consciente de quién eres, y de qué quieres. Te acompañará desde el momento en que estás hasta donde te gustaría llegar.

También te dará herramientas y perspectivas nuevas para poder alcanzar todos los objetivos que te plantees. 

Es un viaje de autoconocimiento que te ayudará a conocer más tus diálogos internos, así como qué te cuentas y de cómo es tu realidad. Y, por supuesto, de cómo te afecta. 

Hazte consciente de que la realidad es neutra, y que solo nosotros con nuestras gafas, (que son nuestras creencias) vemos nuestra propia realidad.

El Coaching te ayudará a reconocer esa realidad y gestionar esos cambios que necesites para poder crecer personal y profesionalmente.

En conclusión, obtendrás un conocimiento más profundo y consciente de ti mismo.

 

¿Quieres dar un cambio en tu vida? El coaching es tu solución

 

El Coaching es la herramienta ideal para identificar y gestionar todos esos cambios que necesitas en tu vida, sea en el ámbito que sea.

A la persona que quiere una sesión de Coaching se le denomina coachee.

La relación entre coach y coachee debe ser de plena confianza. Para que esto suceda, el primer día hacemos la alianza, es decir, el coach explica que es el Coaching y qué no es Coaching.

Este punto es importante, pues en muchas ocasiones vienen coachees, por ejemplo, en busca de consejo. Debes saber que eso es lo último que te dará un coach, pues entendemos que el mayor especialista es siempre el cliente.

Lo significativo es lo que tú piensas, lo que tú quieres y no lo pueda opinar el coach u otras personas.

Asimismo, un coach no es un Psicólogo, no hace terapias, ni cura nada. Tampoco soluciona problemas, ni arregla parejas.

Todo esto es trabajo del cliente y un coach personal te acompañará en todo el proceso: apoyando, retando, siendo espejo y dando nuevas perspectivas y herramientas en este camino de autoconocimiento. 

A través de los aprendizajes y, sobre todo, de la práctica y llevando a la acción el cliente, este irá avanzando en la consecución de sus objetivos.

Recuerda que sin experiencias no hay aprendizajes.

En otras palabras, digamos que te preparamos para pescar, te acompañamos al lugar, pero los peces los pescas tú. 

Asimismo, tenemos muchos ámbitos en nuestra vida, y por ende, también son muchos los tipos de coaching que existen y que se especializan en eso que a ti te hace falta, en lo que estás buscando.

  

Tipos de coaching que existen

tipos de coaching

Hay muchos tipos de coaching que existen pero los más frecuentes y los que más trabajo habitualmente son: 

  • Coaching Personal.
  • Coaching Ejecutivo.
  • Coaching de Equipos.
  • Coaching de Parejas.
  • Coaching de Mediación. 

Aunque hay más especialidades, evidentemente.

¿Quieres conocer en qué consisten y cómo te pueden ayudar en tu día a día? ¡Allá vamos!

 

Coaching Personal

 

En primer lugar, tenemos el llamado Coaching Personal. Para mi, como coach personal, considero que este tipo de coaching es la base de todos los que te voy a contar a continuación.

Pero, ¿cuál es la finalidad de este tipo de coaching?

El coaching personal o también llamado Coaching emocional te acompañará a conseguir un conocimiento más profundo de tu persona. De quién eres, qué te cuentas y cuáles son tus diálogos internos.

Escuchar y entender tus emociones, las grandes olvidadas, y que siempre nos traen mensajes. Conocer tus patrones de comportamiento, así como de tus creencias y cómo estas influyen en nuestra vida.

Comprender tus luces y sombras. Ser conscientes de que lo más importante es cómo nos vemos a nosotros mismos. Por ello, trabajar en tener equilibrada nuestra autoestima será vital para acometer con confianza y plenitud todos esos cambios que necesitemos hacer.

Buscaremos el equilibrio entre mente y emoción, y aprenderemos a gestionar nuestros pensamientos y emociones para que remen a favor y no en contra.

La herramienta principal de un coach es la pregunta y la escucha activa. Las respuestas son siempre, respuestas que en muchas ocasiones no encuentras, pero que gracias al coaching te harás consciente de que siempre las has tenido en tu interior.

“El mayor especialista en ti eres tú.”

El Coaching Personal es una técnica ideal para superar momentos de crisis personal, inseguridades, falta de foco, salir de bloqueos, cambios importantes de vida y en la toma de decisiones.

Por todo ello, invirtiendo en Coaching Personal estás invirtiendo en ti, y en calidad de vida.

Coaching Ejecutivo

 

En segundo lugar, nos encontramos ante el Coaching Ejecutivo.

Entre los tipos de coaching que existen, este se centra sobre todo en el entorno laboral. El Coaching Ejecutivo se focaliza en el desarrollo de nuestras habilidades profesionales, buscando otras nuevas que las complementen y optimizando nuestro rendimiento profesional.

En este tipo de Coaching, la clarificación de objetivos es fundamental. Es la base para poner en marcha cualquier tipo de proyecto.

Otro cometido del Coaching Ejecutivo es el de explorar contigo nuevas maneras de afianzar y desarrollar recursos. Esto ayuda a optimizar habilidades de liderazgo, maneras de comunicar y hacer brillar tus habilidades y las de tus compañeros.

Trabajaremos en potenciar una buena comunicación, la asertividad y la empatía con el resto del equipo. Todo ello crear un ambiente amable y colaborativo en el que te encuentres lo mejor posible.

 

Coaching de Equipos

 

Y llegamos al Coaching de Equipos, muy frecuente actualmente en el ámbito empresarial. Asimismo, no hay que dejar de lado amplios ámbitos como el deportivo, el familiar, el educativo o el social.

Este tipo de coaching que existe, también llamado Coaching sistémico, pone el foco en el conocimiento y la cohesión del equipo. Es decir, en qué punto se encuentra y a dónde quiere llegar. Concordar objetivos comunes y trabajar por la consecución de las metas consensuadas.

La comunicación en el equipo es fundamental, así como conocer los patrones de comunicación y personalidad del resto de participantes. Es por ello que este coaching facilita con dinámicas y nuevos recursos el conocimiento más profundo de los componentes del equipo.

Con él se busca la sinergia del equipo, haciendo hincapié en que los talentos unidos son más potentes que estos por separado.

Por ello, si consideras que tu equipo puede dar mucho más de sí, ¿a qué estás esperando?

 

Coaching de Parejas

 

El Coaching de Parejas está también dentro del llamado Coaching Sistémico, porque una pareja ya es un sistema.

Como punto de partida y como en cualquier otro tipo de Coaching, empezaremos creando un ambiente seguro y cómodo donde poder escuchar sin juicio a ambas partes. Siempre empatizando con cada parte crearemos espacios de encuentros que potencian cambios que mejoren la relación.

También será un trabajo muy interesante para saber en qué punto se encuentra la relación, cuáles eran sus sueños, que nos falta y qué nos sobra en esa pareja.

Asimismo, este tipo de coaching es adecuado para conocer qué versión estamos dando de nosotros mismos y cómo podemos mejorarla. En muchas ocasiones son pequeños detalles que se enquistan y que no sanamos. Todo ello debido a la falta de comunicación, o cuando creamos hábitos tóxicos.

Será una muy buena ocasión para conocer nuestros patrones de comportamiento, trabajar la empatía, hacernos conscientes de nuestros hábitos y cómo los integramos en la pareja.

 

Coaching de Mediación

El Coaching de Mediación está muy demandado actualmente. Pero no solo en el ámbito profesional donde, por ejemplo, existen diferencias entre socios que se manifiestan como imposibles de superar. También es requerido en entornos familiares y de amistades donde en ocasiones se enquistan las posiciones y no hay avances.

El coach mediador, es el perfil más adecuado para estos casos.

Esto es debido a que es un profesional que tiene las cualidades ideales para acompañar en todo el proceso a todas las partes. Cualidades como ser neutral y carente de juicios.

Esta última cualidad es muy importante y de las primeras cosas que nos enseñan y entrenan en nuestra formación. Al principio es difícil, pues somos máquinas de juzgar a casi todas las personas. 

También hay que tener capacidad de escucha activa, para percibir lo que se dice y lo que no, ser flexibles y creativos.

Con todos estos ingredientes se puede escuchar a ambas partes, identificar bloqueos y trabajar en establecer puentes de comunicación. Igual de importante es gestionar cambios que acerquen posiciones y acuerdos.

Por ello, si no consigues llegar a un acuerdo con una persona, el Coaching de Mediación te ofrecerá todo lo que estáis buscando. El único cambio posible está en ti, y cuando tú cambias todo cambia.

 

¡Porque todos tenemos un poquito de razón!

Empieza el cambio en tu vida de la mano del Coaching

Nunca es tarde para adentrarte en el Coaching y tener a un coach personal como aliado en tu crecimiento personal y profesional. Y la mejor manera es probarlo y experimentarlo.

Si quieres conocer más acerca del Coaching, de como funciona, de sus beneficios y de sus rápidos resultados, no dudes en contactar conmigo a través del formulario de mi página web y enseguida me pondré en contacto contigo.

Te deseo un feliz día.

Pedro Serrano