28 diciembre 2019

Libérate de tus pensamientos negativos

La neurociencia nos dice que tenemos aproximadamente unos 60.000 pensamientos diarios y la inmensa mayoría de ellos son los mismos que el día anterior, y desgraciadamente la mayor parte son negativos, y precisamente por esto además provocarán la creación o ausencia de sustancias químicas en nuestro cerebro, que nos harán sentirnos mal y este sentimiento alimentara más aún pensamientos en esa onda , y así entramos y alimentamos el círculo vicioso, es la pescadilla que se muerde la cola.

 Así pues si esta situación se repite una y otra vez, sin ser conscientes, nuestro cerebro estará recibiendo esos químicos que le harán sentir de una manera u otra dependiendo del tipo de pensamiento, y  se hará adicto a estos químicos y lo verá normal, y nosotros en nuestra mente programada, iremos normalizando lo que empezó en unos pensamientos, y que luego fue un día horrible y que  luego pasó a ser una mala racha, y terminaremos diciendo; es que somos así.

Y nada más lejos se la realidad.

Viendo el panorama, debemos de saber que tener pensamientos negativos es un hábito, al que se conoce como RUMIACIÓN, si si, como las vacas que mastican su alimento, lo tragan y luego lo regurgitan para volver a masticarlo, pues exactamente igual hacemos nosotros con nuestros pensamientos, con lo cual esto hará que la emoción y sentimiento se alargue todo el tiempo que estemos enganchados en ese bucle sin fin, que nos hará sentirnos fracasados, inseguros, indecisos, carentes de confianza en nosotros mismos y generando ansiedad.

Así que por higiene mental, debemos de salir de estos patrones automáticos, entrar en el modo consciente, redirigir, elegir y controlar estos pensamientos negativos que pueden convertirse en realidad, si nos identificamos con ellos, y que además.

seguro, afectarán a nuestra autoestima y a nuestro bienestar en general.

Recordad que la calidad y carga  de nuestros pensamientos determinan nuestro estado emocional.

Os propongo estas estrategias para superar este tipo de pensamientos.

Como primer paso tener conciencia de ellos e identificarlos.

Hacerlos conscientes, aceptarlos, observarlos desde la ecuanimidad, saliendo  del modo automático e inconsciente.

Moldearlos y redirigirlos

Utilizar su fuerza e intensidad como si del arte marcial del Judo de tratara (ya sabes utilizando la fuerza del oponente en tu beneficio ) moldearlos y redirigirlos hacia nuestros objetivos positivos, que sumen, no que resten o que por lo menos sean neutros.

Por ejemplo, estoy muy con un pensamiento negativo para una entrevista que voy a tener, pues en vez de indentificarme en la inseguridad, los miedos, que me trate ese pensamiento, adaptarlo hacia mi propósito, darle las gracias, (por el toque de atención que me ha mandado ) y poner foco en qué puedo mejorar y hacer para mis objetivos, en este caso podría ser, preparar más la entrevista.

Evitar los disparadores negativos

Detectar y evitar todas estas circunstancias, situaciones, personas, recuerdos etc, que nos conectan con esos pensamientos negativos.

Buscar los disparadores positivos

Nadie mejor que tú conoce lo que te gusta, desde una canción que te encante, una película, recuerdos, una llamada a una persona que me alegre el día etc., este tipo de situaciones nos hará producir estas sustancias químicas en nuestro cerebro de las que hablamos, pero en este caso produciendo el efecto contrario e incrementando nuestro bienestar y positivismo. Y con este estado nuestras emociones serán con esa carga y potenciarán pensamientos positivos que nos ayudaran  a que no se generen los que no deseamos.

Estrategia del movimiento

Esta estrategia nos ayudará a salir del modo mente, de ese bucle en el que nos metemos más veces de lo que nos gustaría y que además desde ese punto no seremos nada eficientes.

En este caso nuestro cuerpo será nuestro gran aliado. ¿ como?

Cambiando de espacio, entorno, actividad, movernos  salir a dar un paseo, ir a entrenar, bailar etc. Poner el foco y la energía en otro sitio, llevarnos a otro plano, en este caso a nuestro cuerpo.

Hazte consciente, de que somos creadores, creamos constantemente nuestra realidad. También tenemos la capacidad de elegir siempre, en todas las situaciones y entornos. Y los pensamientos no son una excepción. ¿A cuales darás tu poder?

Pedro Serrano Coach

RECENT POSTS